Un poco de todo. "Carpe Diem"

Bueno, he aquí mi primer artículo de psicología. Se me ocurrió anteayer, cuando hablaba con una amiga mía sobre las diferencias de comportamiento entre los hombres y las mujeres, que a la gente le gustaría saber más de este tema que yo creo es bastante interesante… Así pues, este es un artículo que describe las razones biológicas por las que suceden esas curiosas diferencias entre el hombre y la mujer. ¿Por qué un hombre no puede pensar en dos cosas a la vez? ¿Por qué una mujer es totalmente inútil a la hora de interpretar un mapa? Estas y muchas cuestiones las resolveré ahora.

Estoy seguro de que aquellos que estén leyendo esto, no les interesa para nada las debilidades de su sexo, sino que estarán más pendientes de los problemas del sexo contrario, para que cuando lleguen al trabajo o a clase les digan a sus compañer@s: “oh, pero si los hombres sois totalmente apáticos”, o “no te preocupes, ninguna mujer es capaz de usar esto sin hacerse daño, está en vuestra naturaleza”. Por ello, yo voy a hacer, a demás de escritor, de árbitro de este extraño juego. De hecho, cada vez que ponga algo que a los hombres/mujeres se les da bien, pondré un punto en un marcador que iré repitiendo a lo largo del artículo. Así, ireis viendo cómo evoluciona este extraño “partido”.

Bien, comencemos:

La idea de que el cerebro tiene “sexo” fue originaria de Simon Baron-Cohen, catedrático en psicopatología en la universidad de Cambridge y misójino sin posibilidad de cura.

Simon Baron-Cohen

Baron-Cohen defendía la idea de que las mujeres, por norma general barajan el espacio, y por tanto, las leyes de la  física peor que los hombres (y ahora no me salgáis con lo de “yo no soy  así” o “pues yo tengo una amiga que…”, ya que estoy y estaré hablando siempre en general). Este estudio fue recogido por Eric R. Kandel, científico estadounidense, premio nobel de medicina (2000) y chico majo en general (aunque a veces un poco demasiado ambicioso). Kandel descubrió (no me preguntéis cómo) que los hombres y las mujeres, a la hora de pensar en el espacio, activamos distintas áreas del cerebro: la zona izquierda del hipocampo en los hombres, y el parietal derecho  en las mujeres.

Para los que, al leer esto, se les quede (como a mí) una cara de no haber roto un plato, les voy a ahorrar tiempo de búsqueda por google, indicando que el cerebro se divide en dos partes, siendo la parte izquierda la responsable del razonamiento y de la memoria, y la parte derecha, de la capacidad empática y sensitiva del ser humano. Además, parece ser que el hipocampo, la parte central del cerebro, posee neuronas especializadas en la memoria espacial. Es decir, que a la hora de pensar en el espacio que nos rodea, los hombres usamos justo la parte del cerebro que procede. Esto se explica porque en las tribus, era el hombre el que cazaba, y por lo tanto necesitábamos esa pequeña ayuda extra para recordar dónde estaban las presas y cómo cazarlas más eficientemente. En resumen, las mujeres tienen más dificultades a la hora de interpretar un mapa.

Premio Nobel Eric R. Kandel

Premio Nobel Eric R. Kandel

(hombres 1; mujeres 0)

Muchas universidades en el mundo han intentado comprobar cuál de los dos sexos estaría mejor adaptado para la empatía (cualidad indispensable para los psicólogos) y las relaciones sociales. Así, se hicieron una serie de pruebas que consistían en mostrar al sujeto una fotografía con parte de la cara (los ojos, las cejas, la boca…), y pedirle que adivine qué emociones se representan en la fotografía. Obviamente, las mujeres ganan esta prueba por goleada.

La razón de eso es que la parte derecha del cerebro está más desarrollada en las mujeres. Eso hace que las mujeres estén más atentas a su entorno, y tengan una capacidad empática mayor, además de sociables. Esto es quizás debido otra vez a la vida en los poblados, donde la mujer era la que cuidaba de los niños (con lo difícil que es saber cómo se siente un bebé, ya podían tener bastante empatía…), y protegerles, por lo que sus sentidos eran más atentos al entorno, y se servían de su sociedad para hacer más efectivas sus funciones. Es decir, las mujeres son más sociables, y tienen una mayor conciencia del entorno. De ahí que los hombres, con nuestro orgullo, nunca pensemos en parar a preguntar cuando nos perdemos, pero las mujeres lo hagan, para servirse de la sociedad para sus fines. Eso, para mí, son dos buenos puntos.

(hombres 1; mujeres 2)

Los hombres desentrañan el funcionamiento de objetos y sistemas inanimados mejor que las mujeres. Esto se demostró tras unos experimentos en la universidad de Cambridge, en los cuáles se pedía a los sujetos que arreglaran un motor, o que montaran un mecanismo con piezas facilitadas. Y sí, lo habéis adivinado, aquí los hombres eran los que sobresalían.

Los hombres tenemos una capacidad de estructuración mayor que las mujeres. Podemos ordenar más fácilmente las ideas que las mujeres. No solamente en el ámbito mecánico, sino que sobresalimos también en la investigación de otros sistemas no humanos, tales como los sistemas naturales y todas las leyes que los rigen, y sistemas abstractos, como la música o las matemáticas, e incluso sobre la meteorología (por eso es “el hombre del tiempo”). Además, somos más organizados en nuestra mayoría (ojo, he dicho más organizados, no más limpios, así que lo de que nuestras habitaciones estén peor recogidas no cuenta).

Esto explica la afinidad que poseemos con las máquinas y las herramientas, y por qué se asocian los cachivaches a los hombres, o por qué al pensar en un hacker informático,  siempre nos sale la imagen del típico friki sentado en su silla… Organización mental y afinidad con los sistemas, eso son dos puntos.

(hombres 3; mujeres 2)

Es curioso que las mujeres posean un mayor grosor en el llamado “cuerpo calloso”, una región del cerebro entre los dos hemisferios. Esto permite que la mujer, al tener una mejor conexión entre las distintas partes del cerebro, puedan activar a la vez una mayor superficie del cerebro, y coordinar mejor sus pensamientos. De ahí a que se diga que solo las mujeres puedan pensar en dos cosas al mismo tiempo. Esto se comprueba todos los días en la vida cotidiana. Tú vas al trabajo, y al mirar a tu compañera, ves que está hablando por teléfono mientras consulta el ordenador o escribe algo. Esto es porque dedica su hemisferio derecho a la conversación, y su hemisferio izquierdo al trabajo. Si lo intentamos los hombres, no sería extraño que acabáramos haciendo una cosa antes de la otra, porque necesitamos poner toda nuestra concentración hacia un único tema (eso, o acabamos con un dolor de cabeza tremendo…).

Eso son, pues, dos puntos para la mujer: mayor versatilidad, así como una mayor capacidad de respuesta hacia distintas situaciones, y la posibilidad de atender con más soltura a varios asuntos a la vez.

 

 

(hombres 3, mujeres 4)

Así finaliza el partido. Espero que os haya gustado el artículo. He dejado ganar a las mujeres porque no se me ocurría ningún otra ventaja de ser hombre por pura caballerosidad. Sin embargo, si no estáis de acuerdo con el resultado, o queréis añadir algo, o simplemente os tenéis un día parlanchín, no dudéis en comentar en este artículo. Yo os responderé en cuanto lo lea.

Mike

Comentarios en: "Por qué las mujeres no saben interpretar un mapa" (4)

  1. Creo que Mike y yo hemos tenido varias conversaciones sobre esto, es muy interesante comentarlo en persona! =)

  2. ¡Vaya! Eva, ¿también lees el blog? ¡¡¡¡Jajajaja!!!
    Sí es verdad que hemos tenido ciertos debates al respecto. He estado investigando más, para saber los motivos y los orígenes de todas estas teorías sobre el funcionamiento del cerebro humano. Realmente, pensaba que poniendo un tema tan polémico como puede ser este, podría abrir un debate, pero… Creo que le he dado un carácter demasiado científico.

  3. mike para qe haya debate necesitabas aqui un comentario retador que lo produjera yo lo acabo de ver por 1ª vez ahora aunqe me ha gustado lo de la correccion al final… mmmmmmmm javiiii
    tambien creo qe la gracia de algunos de estos temas no estan en las demostraciones cientificas sino que hay que discutirlas en la practica
    Para empatar:
    LAS MUJERES AGUANTAN MENOS EL ALCOHOL JAJAJAJA
    Para ganar:
    no hablas de la fuerza fisica que debido al mayor desarrollo de la musculatura es superior en los hombres que en las mujeres
    lo siento chicas yo no soy tan caballeroso como javi… digo mike

  4. Vaya… Es verdad k debido a nuestro sistema hormonal recibimos una mayor resistencia física y mayor musculatura, pro yo staba hablando d funcionamiento dl cerebro, Castillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s